Skip to main content

¿Cómo llegué hasta acá? 

Si te estás preguntando cómo llegaste hasta acá, a esta situación en la que te encontrás ahora, es momento de comenzar por indagar las causas que te trajeron hasta aquí para desarmarlas.

Todo lo que vivimos hoy es producto de nuestro pasado, de nuestras creencias, de lo que fuimos aprendiendo sobre la manera de vincularnos con los demás, con el dinero, con el trabajo, con nuestra salud.

Basta que observemos cómo están mis relaciones familiares, de pareja, de amistad, mi situación económica, si me desempeño laboralmente en lo que me gusta, si dispongo del dinero suficiente para vivir como deseo y mi estado de salud, para darme cuenta de qué pienso yo sobre cada uno de esos aspectos de mi vida.

“Como es adentro es afuera”

Así dice el principio de correspondencia, uno de los siete del Kybalión, «equivalente» al concepto del Yin y Yang en el taoísmo, lo que nos muestra que somos la causa de nuestras experiencias. La causa son aquellas creencias que nos limitan, en general inconscientes, que hemos aprendido de nuestra familia, la sociedad y sus patrones culturales, nuestras vivencias pasadas y de nuestros ancestros. Toda esa información sintetizada en lo que pensamos sobre la vida, las relaciones, la salud, el amor, el fracaso, la muerte, entre otras, son las que guían nuestras acciones y determinan nuestra realidad. Esto significa que tenemos la posibilidad de identificar en nuestras creencias, nuestras “razones” más profundas, más sagradas a veces, aquellas que ya no nos sirven, que quizás nos sirvieron en el pasado o le sirvieron a nuestras generaciones anteriores, para desaprenderlas y crear nuevas creencias que nos permitan expandirnos.


La biodescodificación es una herramienta de gran utilidad para este proceso de aprender a desaprender.